13 julio 2015

La Familia y su Importancia en las Adicciones

"La importancia de trabajar en familia"

Por: Julio Eduardo González Torres

La adicción no solo afecta al adicto, sino también a toda su familia, pues, conforme la adicción avanza, surgen una serie de comportamientos que hacen sufrir a toda la familia. Por este motivo, el tratamiento de la adicción debe implicar a todos los miembros de la familia, ya que ellos también deberán recuperarse de los efectos negativos del ambiente familiar en el que han vivido.

Decimos que las familias son las células de la sociedad no sólo porque al vincularse entre sí forman comunidades, sino también porque son el núcleo vital donde nacen y se desarrollan los miembros de la sociedad. En la medida en que las familias no cumplen sus funciones básicas, surgen de ellas individuos con más carencias sociales, emocionales, morales e intelectuales.

La familia tiene la capacidad, y por tanto la función, como ninguna otra institución, de transmitir valores, normas, límites, fe, confianza, así como de marcar con claridad cuáles son nuestros derechos y responsabilidades.

Diversos estudios han encontrado que la tasa de adicciones a las drogas y/o el alcohol es más frecuente en personas que tienen familias disfuncionales, incapaces de darles un sentido de pertenencia, de marcar límites adecuados, formar el sentido de responsabilidad y respeto y de satisfacer las necesidades emocionales básicas de la persona. También son frecuentes entre los adictos las familias donde el ambiente es frío, hostil o incluso violento. Las familias de los adictos suelen tener serios problemas de comunicación, especialmente respecto a los sentimientos y las emociones.

Debido a lo anteriormente mencionado, decidí poner especial énfasis en el tema de la familia y su responsabilidad en el desarrollo y la historia de vida de una adicción.
Mi propuesta de taller se planeó para ocho sesiones de dos horas cada una, preguntando con algunos amigos de la comunidad decidí acercarme a la iglesia de mi colonia. Al entrevistarme directamente con el párroco encargado de inmediato me dio la oportunidad; la Iglesia me brindó facilidades, como publicidad gratuita, asistencia de los miembros de la escuela pastoral y avisos en misas para garantizar un público numeroso.

Comencé a impartir el taller “La Importancia de trabajar en Familia” en la Iglesia “Nuestra Señora de San Juan de los Lagos” ubicada en el municipio de Chimalhuacán. El taller se realizó los días jueves a partir de las 17:00 horas, con una duración aproximada de dos horas, la primera sesión me motivó bastante, nunca antes había dado un taller de manera individual y la experiencia fue bastante agradable, acudieron ocho personas a esta primera sesión, en la cuan realicé un pre-test y se abordaron los primeros temas.

La investigación y el marco teórico tenía mucho que ver con el modelo sistémico familiar, y la encuesta nacional de adicciones, agregué algunos vídeos informativos a manera de que el taller pareciera mas agradable y se prestara a generar debates, si bien los temas seleccionados en la investigación sí se desarrollaron durante el taller, decidí dar un giro a la propuesta del taller, debido al público que se presentó, los debates que se formaban, la activa participación del grupo, las experiencias, así como las recomendaciones que la gente pedía; este giro tenía que ver con una nueva postura: la inteligencia emocional. 

Me di cuenta que el hablar de temas como autoestima, empatía, comunicación asertiva generaban bastante satisfacción y respuestas claras en la población y que además se adecuaban perfectamente con el tema de las adicciones.

A pesar de que, desgraciadamente, el público no fue muy constante si conté con la participación de bastante gente a lo largo del taller,  lo cual siempre era bastante motivante, incluí también algunas técnicas de relajación. La mayoría de la población eran amas de casa, madres solteras que usaban el taller como medio de escape para compartir experiencias, a menudo relacionadas con cónyuges o familiares inmersos en adicciones. Uno de los asistentes más participativo era un adulto joven quien había superado el alcoholismo a través de un grupo de auto ayuda (AA), quién presentó participaciones bastante enriquecedoras.

La investigación previa es para mí una meta lograda, las adicciones siempre me interesaron, sobretodo la inteligencia emocional, el papel de la familia, y la resiliencia involucrada en ellas. Vengo de una familia peculiar, tanto mi padre como mi madre tienen, en sus familias, bastantes problemas de adicciones, sin embargo mis padres nunca fueron adictos, y mi único hermano jamás ha tenido problemas relacionados; es esta situación la que llama mi atención…el ¿cómo mis padres lograron construir un hogar libre de adicciones a partir de la nada, solo de comunicación y educación? Finalmente todos somos propensos a desarrollar una adicción sobretodo quienes vivimos en municipios donde las necesidades económicas son una constante.

El propósito de mi investigación fue prevenir y actuar, los objetivos se cumplieron según los comentarios de los asistentes, que además de ser bastante halagadores recomendaban nuevas técnicas. La experiencia obtenida por este taller me ha impulsado a desarrollar otros talleres, así como adentrarme más a la literatura relacionada con las adicciones.

A continuación te presentamos el siguiente vídeo que muestra información importante acerca del papel tan importante que presenta la familia en la prevención, desarrollo, mantenimiento y recuperación de una adicción.

Esperamos que la información te haya servido...¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario